Nuestro programa Madres Extraordinarias nace con una mirada sistemática que busca el bienestar de la familia. Estamos convencidos que el efecto multiplicador de tanta energía ayudará a otras mamás a mejorar la calidad de vida de los chicos y a generar un cambio cultural en la sociedad sobre la mirada que se tiene de la discapacidad.

Es sólo un punto de partida, una idea, un sueño. Que hijos, mamás y familias tengan una vida mejor, con menos carga y más apoyos.